1.- Faldas de Tul

Símbolo del romanticismo, el tul es el tejido ideal para aportar volumen. Imprescindible en los vestidos clásicos de corte princesa y también en los atrevidos  diseños de dos piezas para novias y quinceañeras.

La tendencia para esta primavera-verano es definitivamente el volumen, capa por capa, en las faldas  de  estilo Carrie, impuesta por la protagonista de Sexo en NY, que inspira a los diseñadores de la alta costura.

Las imponentes faldas  con o sin cola, en un solo largo o en varios volantes se llevarán con un cuerpo velado, con encajes, pedrería y mezcla de texturas.

Romántico, etéreo y mágico  se impone en el clásico color blanco en todas sus variantes y los pasteles nude, rosa palo, gris humo, champagne, verde acuoso y lavandas como tono único o combinado.

 

2.- Body Chain

Los accesorios están en la cima  y si hasta ahora debías preocuparte por los zapatos y el vestido también tendrás  que sumar cinturones, apliques, broches y las body chains.

Estas son nada más y nada menos que cadenitas, algunas muy simples , otras más llamativas, realizadas con todo tipo de materiales que adornan la piel principalmente en espaldas descubiertas, hombros o escotes pronunciados otorgando un aire sofisticado, sensual y femenino.

El secreto está en que menos es más, acompañar el vestido adecuado y en la medida justa. Nunca se deben aplicar sobre el vestido, van exclusivamente sobre la piel para lograr  que se luzcan realmente.  ¡ A tenerlas en cuenta !

 

 

3.- Espaldas infinitas

En el último tiempo la espalda femenina se ha convertido en el centro de atención, adquiriendo el protagonismo que merece en el momento de diseñar el vestido que lucirá la mujer en su día especial.

Desnuda o al descubierto para dar el toque sexy, semidesnuda con forma  de corazón o triángulo, con escote ilusión perfecto para acompañar un diseño con mangas.

Tatoo lace con sutiles transparencias, espaldas joya con cristales, pedrería, strass, flores cristalizadas o hilos de plata que crean delicadas filigranas.

Son muchas las variantes, es tendencia que la espalda juegue un papel protagónico y que  brinde el toque de elegancia  y distinción.

 

 

4. Mangas Velo

La silueta de un vestido en muchas ocasiones estará determinada por las mangas. En este año se llevarán con algunas variantes. Mangas abullonadas rematadas con volados. Mangas XL como alternativa al velo , mangas estilo camisa, otras ajustadas y   con transparencias y mangas con reminiscencias orientales que se alargan hasta el suelo produciendo el efecto capa.

 

 

5.- Novias Off-White

El auge Off-White se remonta a los años ’50 y abarca literalmente a todas las tonalidades cercanas al blanco. La versión más utilizada es el crudo pero también comprende a los tizas, grises, talco, marfil, crema, champagne, humo, lavanda blush y el blanco flor.

El abanico de “casi blanco” es muy amplio y se define como una de las tendencias más  sobresaliente aunque los metalizados en oro y plata también dicen presente. Si bien el Off-White se mantuvo como una constante en los últimos años, nunca estuvo tan marcada como en las nuevas colecciones presentadas en Barcelona, Madrid, Milán y New York.

 

 

6.- El encaje

La historia y artesanía del encaje resulta tan compleja que no es preciso detallar por qué este delicado tejido evolucionó hasta convertirse en un elemento esencial en los trajes de novia.

Bordado sobre seda, con detalles en hilos dorados o plateados, acabado con puntillas es el género preferido para confeccionarlo  en su integridad o destacar escotes, espaldas  y mangas. Su perfecta técnica ornamental y la sutil transparencia de su tejido acompaña  el look romántico que toda novia desea lograr en su boda. Elegante, glamoroso, sensual es el protagonista de las pasarelas .